lunes, 6 de septiembre de 2010

El valor de escoger no siempre la moneda mas grande

«Un grupo de niños australianos hacían siempre la misma broma al más pequeño de todos ellos. Le enseñaban dos monedas, una la más grande (de un dólar australiano) y otra más pequeña (la de dos dólares) y le decían que eligiera una de ellas para quedársela. El pequeño siempre elegía la más grande (de menor valor), lo que provocaba la risa de los otros.

Cierto día, una persona mayor que paseaba por el parque donde jugaban observó la escena y vio cómo el pequeño elegía la de menor valor, pero mayor tamaño, y se quedaba con ella. Al ver cómo los demás se reían de él, le llamó para aleccionarle:

Mira hijo –le comentó– cada vez que te enseñen unas monedas y te den a elegir, debes tener en cuenta el valor que tienen y no sólo el tamaño. De las dos que te han mostrado has cogido la más grande, supongo porque has creído que era la de mayor valor; sin embargo, es la más pequeña la que mayor valor tiene.

El niño le escuchó atentamente y contestó:

Muchas gracias, señor. Le agradezco su consejo, pero ¿si hubiera cogido la de más valor el primer día, cuántas veces me habrían dejado elegir? Probablemente, no habría ganado todos los dólares que me ha dado este juego».




Comentario:

No siempre lo mas grande nos trae dividendos a largo plazo, pequeñas acciones suman un gran beneficio y permiten ir con un perfil bajo ganando a travez del tiempo.


2 comentarios:

andrés dijo...

El ingenio, un arma poderosa. La ignorancia siempre sera un motivo de placer hueco sin duda.

Buen post

Fofiño! dijo...

me he leido este blog de cabo a rabo varias veces, seria genial que sacaran mas :)